Una de mis múltiples actividades se refiere a la asesoría y reingeniería contable.

Quiero compartirte un poco de mi experiencia en ésta área con un par de ejemplos de lo que me he enfrentado. 

En una empresa habían adquirido un nuevo sistema, a proposito de los cambios de la contabilidad electrónica, el sistema contable tenía todas las adecuaciones de contabilidad electrónica. Sin embargo me enfrenté a un grave problema. La capacitación del sistema y soporte técnico era muy caro. Por tal motivo los contadores no sabían operar correctamente el programa. A tal grado que continuaban haciendo a mano las pólizas y un capturista las ingresaba al sistema. Si!!! así como lo lees!!! obviamente esto generaba un riesgo bastante alto de equivocarse y mucha pérdida de tiempo. Además que pensaban que con adjuntar el archivo XML a la póliza ya se cumplía con los requisitos de la contabilidad electrónica.

En otro caso un despacho, en el cuál también tenian su sistema contable, actualizado a los requerimientos del SAT. No tenían idea de en qué consiste la contabilidad electrónica ni todo lo que se puede aprovechar al trabajar con los XML. Aquí el probelma era que los clientes cada mes llevaban en una USB a los contadores sus XML, es decir, los contadores del despacho NO bajaban la información desde el portal del SAT (si tenian la clave y contraseña para entrar al portal). El cliente además de llevar los archivos en la USB llevaba impreso en PDF cada una de las facturas. ¿Te imaginas lo grave de la situación? No validaban que las facturas estuvieran vigentes o canceladas. Tampoco sabían si tenían el 100% de facturas electrónicas. Contabilizaban de la forma tradicional y no tenían datos de contabilidad electrónica.


¿Qué hubieras hecho tu en estos dos casos?

¿Me echas una mano compartiendo este post?